miércoles, 17 de noviembre de 2010

noviembre lánguido


Noviembre lánguido burbujea en las copas de los árboles,
el aire fresco besa mis mejillas de amapola.
El gélido metal de sus ojos
me traspasa con cada mirada
y debo bajar mis ojos …
Criatura nocturna que escapas como el agua
entre el hueco de las manos..
¿quién te retendrá, quien te atrapará,
quién podrá llamarte suya?
El aire sabe más dulce cuando
susurro su nombre

No hay comentarios:

Publicar un comentario